Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

miércoles, 29 de octubre de 2014

PAZ


Cogí una nube

y la rajé por el vientre

para ver

si en las entrañas

se hallaban los cervatillos

paciendo almidón.

Solo había éter

solo blanco y neblina

una paz soñada

por fin,

mojaba de rocíos  mi almohada,

besaba mis labios dormidos.


2 comentarios:

  1. Esa paz que suena a final, a terrible amanecer de cervatillos disparados por la vida, a besos robados a la añoranza... Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es que sí, que sólo en la blanca etérea neblina se halla la paz. Concreto y exacto como siempre.

    ResponderEliminar