Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

UN DESCANSO



Como susurros que se aúnan
en un nido de hueso,
me hablan los pensamientos.

Ahora verdugo y víctima 
de mi mismo.
Estoy en Estocolmo
adorando a un síndrome,
colmado y desbordado,
me escucho cuando me hablo.

En el abismo de la cima 
se encuentra la cisma y,
entre cera y plastilina
moldeo un corazón. 

Que late
bostezos de vida y muerte,
cuando sueño despierto,
o aparco en un garaje.








2 comentarios: