Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

viernes, 2 de septiembre de 2011

CERBERO



Esas puertas que se cierran de gritos

en el golpe...

Esos cuerpos que andan mecánicos

y sus almas se elevan

escapando de sus cráneos.

Más allá de las aceras que bordean 

ociosas, las sombras de Cerbero.

Como esquinas de esquelas

a tu paso,

alargan negras estelas

en un mar de asfalto

la eterna muerte del finito instante.



5 comentarios:

  1. Olá, eu vi seu comentário e quero colocar um tradutor, mas não sei como fazer...obrigada.
    O teu poema é um alerta, somos robôs... é isso?
    ...Entendi assim, estamos em movimento, como máquinas...É PROFUNDO, FAZ A GENTE PENSAR.
    Abraços da Mery.

    ResponderEliminar
  2. Ciudades y el golpe adentro, y el borde como camino...

    Saludos muchos, que tengas lindo fin de semana.

    Luna, de Luna Azul.

    Y blogger no me deja comentar con mi cuenta...

    ResponderEliminar
  3. Como un juego perverso, que alguien más perverso aún podría vaciar de energía y detener, en un tris.


    Un beso, Poeta.


    SIL

    ResponderEliminar
  4. Una ciudad llenita de robots.

    Me quedé mucho tiempo pensando sobre el mensaje de tu texto, bastante existencial.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. La eterna muerte de un finito instante... eso hace recordar a los griegos y su filosofía.

    ResponderEliminar