Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

ANOREXIA





Contempló al detalle su imagen en el espejo
y harta de verse gruesa su delgada línea que
la contorneaba, optó por aderezar el espejo
hasta comérselo con ella dentro.

9 comentarios:

  1. La señora de mi espejo supo de esta patología hace muuuuuchos años.

    Los cuatro versos más lapidarios, ciertos, gráficos y magníficos que he leído.

    Te felicito.

    Un abrazo, Poeta.

    SIL

    ResponderEliminar
  2. Qué difícil cruzar esa delgada línea...
    Como dice Sil, magnificos versos.

    Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  3. Olá...
    Gostei muito do teu blog, os teus poemas e escritos me encantaram...são fortes e verdadeiros, lindo!!
    Parabéns! E já te sigo.
    obrigada pela visita no meu blog, Seja Benvindo e volte sempre!
    Grande Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Lo breve si bueno, dos veces bueno. Has sabido plasmar en tus versos, toda la realidad que tiene el problema de la anorexia, maravilloso poema que desnuda el alma... hasta cruzar la linea del más allá.

    Mis saludos poeta

    ResponderEliminar
  5. Mata tan lentamente, que el tiempo pasa muy deprisa........

    ResponderEliminar
  6. Un tema muy muy interesante.. gracias por compartirlo con nosotros

    ResponderEliminar
  7. Muy, muy, muy bueno e ingenioso. Además es un tema que debe ser tratado con más profundidad. Enhorabuena.

    ResponderEliminar