Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

martes, 19 de julio de 2011

NINOT DE PIEDRA


Mi cabeza piensa viviendas,
sostén de piedra.
Me pesa esperarte más que a los otros...

Oteo la distancia de tu ausencia
y solo veo cataratas de trasluz.
Entre ambos un oleaje nuestro;
de avenidas, calles y callejas,
vidas sin rumbo deseando alas.

Islas verdes en el líquido asfalto
pureza distante de bucaneros infantes,
la inocencia engalana los parques.

Aquí me hallo inmóvil en el hastío,
luce mi granito en el pozo,
se ennegrece y me pesa el desencuentro.

13 comentarios:

  1. un paseo por tu blog para descubrir bonitas imágenes adornadas con preciosas palabras.
    Si me dejas, te sigo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. La analogía- sobra decirlo- es perfecta.
    El tercer verso le da vida a esa piedra.
    El terceto final es una sentencia que nos refleja a muchos.

    Bellísimo.

    Beso, Poeta.

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Un poema completito. Siempre nos hallaremos inmóviles en el hastío.

    Saludos cordiales.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Também penso que é belíssimo.
    Abraços , sou a Mery do Brazil.

    ResponderEliminar
  5. Bine visto y bien pillado-.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  6. De piedra, hasta el hastío, y el desencuentro de la espera.

    Un placer visitarte. Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  7. Amo analogias, deixam o poema rico de sentido.

    Abraço

    Aclim - Brasil

    ResponderEliminar
  8. Un gran texto, Bardo, y la imagen es muy adecuada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Magnífica imagen....Y gracias por pasar

    ResponderEliminar
  10. Esos ojos como espías inmóviles saben ver la belleza en lo cotidiano y siempre encuentran una voz que expresa lo que callan. Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué a gusto me he quedado después de leerte!

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por este ninot que, desgraciadamente -o, por suerte- nunca arderá. Saludos.

    ResponderEliminar