Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

miércoles, 2 de marzo de 2011


Con la grandeza que caracteriza al niño que tengo dentro, me aventuro con armaduras oníricas, vestimenta pueril a cuestas, al gran desafío de soñar en un mar de parques, surcar el océano asfáltico donde ruge la madurez desbocada del gentío enloquecido y desde lo más alto del mástil divisar los sueños en ese mundo de reducido espacio y a la vez sin fronteras, donde solo se llega con la imaginación del inocente.

3 comentarios:

  1. Es curioso.
    Solo a través de ese resquicio uno puede sentir la libertad plena.
    Pero...ojo avizor...
    Juega con los sueños desde la realidad.
    Esa es la hermosa locura...la hermosa locura...
    Beso

    Bienvenido al parque.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Eduardo. Te seguiré.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Navegar un mar de asfalto con los sueños es toda una proeza que me ha gustado leer, te sigo
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar