Seguidores

Translate

Datos personales

Madrid, Spain
El ruido del interruptor fundió la luz y en la oscuridad no hallé luciérnagas.

martes, 21 de septiembre de 2010

La fosa




En una tierra susurrante

hay cultivo de oídos,

y en caricias de brisa

abrazas con palabras

sonidos de ecos.

Mientras tu respiración

duerme entre losa y fosa,

palpita el mundo

en un rostro de sueño.


9 comentarios:

  1. Impecable poema, de excelente estilo y calidad. Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. gracias por pasarte y por tu comentario. Me gustaria verte más por mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan estos poemas cortos y contundentes, con las palabras justas, cuidadosamente escogidas.
    La segunda estrofa es impresionante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Bardo!
    Me ha gustado tu poena,


    Mientras tu respiración
    duerme,
    palpita el mundo
    en un rostro de sueño.

    Muy acertadoa esta estrofa
    Recibe mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, me ha gustado... eso del cultivo de los oídos, me ha llegado al alma.

    "En una tierra susurrante
    hay cultivo de oídos,..."

    Claro que aquí cada uno interpreta el susurro a su manera, y eso el que tiene oídos, que la mayoría ya no oye, por exceso de susurros... o vete tú a saber por qué.

    Besito

    ResponderEliminar
  6. Que belleza de poema! Muy profundo...

    ResponderEliminar
  7. El éxtasis se ha inmovilizado en su rostro y tu, en dos palabras lo has dicho todo. Me encanta.

    ResponderEliminar
  8. La serenidad y la calma, entre losa y fosa, embelesan mis oídos que te leen.

    ResponderEliminar